Competencias clave de un director financiero

Competencias clave de un director financiero
Existen algunas competencias profesionales que son muy importantes para un nuevo director financiero en el mundo empresarial del presente y el futuro

El director financiero de las empresas tradicionales era aquella persona responsable del control, análisis y gestión del ámbito financiero de la empresa. Esta persona no estaba involucrada en absoluto en la toma de decisiones estratégicas en relación a la transformación de la propia empresa.

Sin embargo, como estamos viviendo, en la era de la transformación digital todas las entidades, incluido las empresas, deben reformar sus estrategias. Para ello es necesario que el director financiero tradicional incorpore unas nuevas competencias profesionales a su currículo.

¿Qué funciones desempeña el director financiero?

Las funciones que desempeñan los directores financieros son muchas y varían en función del tamaño de la empresa y de las propias necesidades del negocio. Pero, por norma general, los directores financieros se encargan de mantener una situación financiera propicia para el negocio, velar por los intereses económicos de la empresa, actualizar las estrategias financieras y mejorar la calidad de los procedimientos y protocolos de la misma.

En la actualidad, el director financiero ha pasado de ser un gestor de finanzas a tener más influencia estratégica, manejar y garantizar el control de los gastos. Además de eso, respalda el crecimiento de la empresa e incorpora los avances tecnológicos necesarios para aprovechar de la mejor manera los recursos de la empresa.

Estos profesionales ya no solo deben tener competencias clave en finanzas, sino que deben saber adaptarse a las nuevas necesidades que el sistema financiero dentro de las corporaciones demanda. Están especialmente formados para saber conducir eficientemente el equipo que les rodea y reclutar el personal calificado necesario para formar los grupos de expertos en distintas áreas.

Veamos cuáles son las cualidades necesarias que debe poseer un director financiero para el éxito de las empresas de hoy.

Cualidades y competencias profesionales de un buen director financiero

Los directores financieros deben poseer aquellas cualidades que puedan afectar directa o indirectamente a la situación financiera de la empresa. Estas son las principales competencias que deben mostrar los buenos directores financieros de la actualidad para que la empresa evolucione y se adapte correctamente.

1. Saber gestionar y retener el talento

Una de las competencias profesionales más valoradas en la actualidad, pero sobre todo en un futuro muy cercano, es la capacidad de gestionar y retener el talento dentro de la empresa. Debe saber guiar a su equipo de trabajo, saber influir en los otros departamentos y direcciones para poder así alcanzar los objetivos empresariales. Pero si algo destaca en este aspecto es la capacidad de entender que el equipo esta formado por personas que tienen motivaciones, preocupaciones, fortalezas y debilidades para, mediante la inteligencia emocional, obtener el mayor rendimiento posible.

En la actualidad ya el 43 % de los directores financieros están priorizando en las habilidades y competencias relacionadas con el control y la transferencia de datos entre distintos departamentos.

2. Poseer una visión global de la empresa

Es importante que el director financiero conozca de primera mano la empresa, su manera de trabajar y el mercado para tener una visión global. De esta manera es más sencillo establecer nuevas estrategias, anticiparse a los posibles cambios venideros y tomar las decisiones correctas en el momento indicado.

Debido a esto cada vez son más las empresas que optan por que su director financiero haya pasado previamente por diferentes departamentos de la empresa, para que conozca de primera mano todo el funcionamiento interno de la misma y pueda desarrollar de mejor manera el modelo de negocio.

3. Tener una visión medioambiental

Aunque hace tan solo unos pocos años esta no era una competencia clave en finanzas, y menos para el director financiero de una empresa, en la actualidad, esta cualidad ha adquirido mayor importancia. Esto es debido a que el cuidado del medio ambiente es un aspecto cada vez más valorado, tanto por los consumidores como por las propias entidades estatales. Por ello, es necesario que el nuevo director financiero de una empresa tenga la capacidad de incorporar el cuidado del medio ambiente en sus estrategias operativas.

4. Ser un estratega

Como ya se ha mencionado, es importante que el director financiero sepa adaptar sus estrategias a los tiempos. Además, debe saber aprender de los errores, pensar estratégicamente y actuar tácticamente. De ahí la importancia de que el nuevo director financiero de una empresa haya pasado previamente por diferentes departamentos de la organización y haya adquirido experiencia en el negocio, ya que esta cualidad se desarrolla mediante la práctica y no la teoría.

5. Gestionar correctamente el riesgo

El avance y el desarrollo de nuevas tecnologías y metodologías de trabajo crean nuevas oportunidades para el departamento financiero, pero también generan una mayor complejidad técnica. De ahí la importancia de que el director financiero sea capaz de evaluar correctamente el grado de riesgo y desarrollar una estrategia acorde para mitigarlo. De esta manera será más sencillo gestionar la incertidumbre de las circunstancias o situaciones que amenacen la estabilidad y el correcto funcionamiento de la empresa.

Un ejemplo claro es la seguridad de los datos que se guarden en la empresa, siendo incluso necesario disponer de expertos en ciberseguridad y competencias en gestión de riesgos. Tanto el conocimiento para controlar de una manera más eficaz los datos, un mayor conocimiento de los competidores y el cambio en los modelos de negocio serán aspectos fundamentales para las funciones financieras de este y los próximos años.

6. Ser íntegro y ético

Aunque se trata de algo básico e incluso algo filosófico, no todas las personas reúnen estas cualidades. Un director financiero debe tener un código ético estricto, inquebrantable e íntegro, ya que en todo momento está manejando datos e información de toda la organización. Si tiene estas cualidades, será más sencillo que trate la información de manera neutral y con el único fin de ayudar y mejorar la empresa.

Estas competencias no se suelen obtener mediante un curso o por los estudios del director. Se trata, más bien, de algo que se inculca desde pequeños y que se desarrolla durante toda la vida.

7. Saber comunicar y liderar

Ambos son atributos necesarios y determinantes en el buen trabajo en equipo. Además, son fundamentales para establecer relaciones laborales mejores y más duraderas.

El director financiero de la empresa debe ser un líder para su equipo, pero siempre partiendo de que ese liderazgo se ha obtenido a través de la confianza, el respeto y la motivación. Con respecto a la comunicación, debe ser bidireccional y continua, para fomentar la retroalimentación y el buen trabajo en equipo.

El líder posee unas habilidades que facilitan mucho el trato con los trabajadores, creando un mejor clima de trabajo lo que incrementa la productividad de los trabajadores en la empresa.

Según las ultimas encuestas realizadas a los directores financieros, el liderazgo y la buena comunicación son aspectos prioritarios en la transformación de su función dentro de la empresa.

8. Ser un buen negociador

Esta, al igual que las anteriores, es una habilidad imprescindible para un buen director financiero. Es uno de los requisitos indispensables en el mundo de las finanzas, ya que es necesario para captar nuevos clientes y socios, para obtener mejores precios y servicios de los proveedores, para contratar en las mejores condiciones de costo-beneficio y para consolidar alianzas favorables a la entidad. En definitiva, esta competencia permite al director financiero optimizar los recursos de la organización.

9. Saber analizar y adaptarse rápidamente al cambio

Estas competencias son muy importantes. El director financiero debe tener la capacidad de analizar de tal manera que vea lo que otros no ven, es decir, ver más allá de lo obvio. Además, debe ser de mente abierta y flexible para poderse adaptar rápidamente a los cambios, ya sean internos o externos. Esta habilidad le ayudará a desarrollar nuevas estrategias que permitan a la empresa aprovechar las oportunidades que se derivan de los cambios.

10. Tener los conocimientos adecuados

Esta es la competencia que permite optar al puesto de director financiero, ya que para poder desempeñar correctamente dicho puesto es necesario tener unos estudios especializados, experiencia en la gestión empresarial y financiera. Aunque es cierto que en el mercado empresarial actual se valora más la actitud que la aptitud, para poder desarrollar una gestión eficaz debe tener conocimientos amplios del área y además estar en constante aprendizaje.

El desempeño y rendimiento de las empresas actuales esta estrechamente ligado al grado de excelencia y profesionalidad de sus directores financieros. Este puesto ha pasado de ser un proveedor de números y datos a ser directamente la mano derecha de la Dirección General de la empresa. Se les considera dentro del mercado empresarial los generadores de oportunidades, ya que impulsan las acciones que sean necesarias para que la organización tenga éxito.

Los directores financieros de hoy son los principales encargados de la transformación de la empresa y de gestionar los cambios necesarios para que el negocio pueda ir a la misma velocidad que los mercados, tan cambiantes.

En el mundo empresarial actual es necesario mucho más que un CV lleno de cursos, experiencia laboral y títulos. Requiere ser un profesional proactivo, apasionado, flexible, innovador y visionario que incorpore adecuadamente las competencias profesionales mencionadas a lo largo de este artículo.

Formación relacionada

La página web www.cerem.sv utiliza cookies para mejorar los servicios ofrecidos. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso e instalación. Para más información haga click aquí.

Subir