Trabajo más inteligente

Trabajo más inteligente
Blockchain, y como el internet de las cosas, el big data y la inteligencia artificial están cambiando las formas de trabajar y relacionarnos con los demás

El trabajo cada vez se vuelve más inteligente, en el sentido de que el internet de las cosas está influyendo en aspectos con determinantes como la gestión de datos, la creación de nuevos modelos de negocio y el acceso a la conexión en cualquier lugar del mundo.

El mundo del trabajo está experimentando un importante cambio debido al gran avance de las nuevas tecnologías. Estas tienen el potencial necesario para transformar nuestras vidas y también cambiar el modo de entender y de realizar las prácticas laborales. 

Cambios en la forma de trabajar y captar talento

Gracias a las nuevas tecnologías se están derribando grandes barreras como la distancia o la inaccesibilidad, permitiendo así trabajar desde cualquier lugar del mundo, fomentando cada vez más el teletrabajo, y haciendo posible que gran cantidad de empresas puedan competir a nivel mundial. De esta forma, también se consigue fomentar la igualdad en la inclusión de personas que no pueden desplazarse por cargas familiares o alguna discapacidad.

Las tecnologías han permitido aumentar la eficiencia, la productividad y ofrecer una gran cantidad de información en tiempo real. De este modo, en algunos sectores, la tecnología está siendo clave para conseguir empresas mucho más competitivas y eficientes en términos de productividad. Asimismo, el acceso a la información también se puede hacer desde cualquier lugar y en tiempo real, hecho que ha provocado la mejora de la eficacia en el proceso de toma de decisiones.

Por un lado, las nuevas tecnologías están creando a nuevos perfiles profesionales, consiguiendo un cambio en la demanda, ya que se reclaman nuevas habilidades como el pensamiento adaptativo y la transdisciplinariedad. Una de las profesiones más recientes y que está más en auge, es la de los desarrolladores de aplicaciones para móviles, analistas digitales o responsables del comercio electrónico. Además, los pronósticos son prometedores, y están por venir muchas nuevas profesiones más.

Por otro lado, debido a los cambios emergentes, se bridan más opciones para atraer nuevos talentos. Esto es debido a que cada vez más personas buscan empleo a través de canales digitales, y desde el punto de vista de los recursos humanos permite llegar a muchas más personas de forma sencilla e inmediata. Asimismo, permite conocer mucho más a los candidatos que se presentan a cada lugar de trabajo.

El efecto del uso de las nuevas tecnologías en los puestos de trabajo

La evolución de la tecnología aporta cambios tecnológicos mejorando la calidad de algunos trabajos y fomentando la creación de nuevos empleos.

Las nuevas tecnologías afectan directamente sobre los puestos de trabajo y el empleo, ya que se encargan de tareas que necesitan poca cualificación, y que además son repetitivas y rutinarias. También se ocupan de otras que pueden ser peligrosas o que requieren una gran precisión. Por otra parte, han aumentado la demanda de profesionales especializados en el sector tecnológico, como ingenieros de software o científicos de datos, entre otros.

También incrementan la productividad en los puestos de trabajo y ayudan a minimizar costes derivados de otras actividades. Al minimizar estos costes se provoca una disminución en los precios de los productos o servicios que se ofrecen al consumidor final. Así mismo, hay efectos indirectos como, por ejemplo, primero que la tecnología se encarga de completar varios trabajos de personas, consiguiendo sinergias y mejores resultados en los procesos de producción. Del mismo modo, también permiten la innovación creando nuevos productos. 

La relación de la tecnología con la flexibilidad laboral

La flexibilidad laboral está estrechamente relacionada con la productividad, la competitividad y la conciliación de la vida personal y la familiar. Algunos aspectos como el teletrabajo, el trabajo en grupo o la minimización de los costes derivados de los usos de oficina, pueden verse tremendamente reforzados gracias a las tecnologías y redundar en la buena marcha de la empresa. 

La información que se puede obtener a partir de los dispositivos inteligentes mejora la obtención de resultados, de modo que la empresa puede hacer un buen seguimiento de todos los elementos que estén conectados a Internet. 

Cada vez hay más información al alcance de las empresas, y cuando cada herramienta y proceso están conectados a los dispositivos, se puede centralizar el sistema para que sea mucho más fácil de controlar. De este modo, se facilita el proceso de recogida de información y la posterior identificación de posibles errores en las actividades y procesos. Además, en el caso de las máquinas, en algunas ocasiones se pueden detectar fallos incluso antes de que se produzcan, para poder prevenir los posibles efectos y ofrecer planes de mejora. De este modo, se ahorra tiempo, dinero y sobre todo, posibles daños que podrían afectar gravemente a los sistemas y a la imagen de la empresa.

A continuación, hemos elaborado un listado de aspectos que demuestran que la tecnología facilita la flexibilidad laboral:

Nube

La nube es una herramienta que facilita la movilidad de los empleados y la flexibilidad laboral. Con una buena gestión y organización, permite que muchas empresas la usen como una gran ventaja competitiva. La nube ha conseguido adaptarse perfectamente a las necesidades y objetivos de gran parte de las empresas de hoy en día, aportando una gran flexibilidad, escalabilidad, eficiencia y rendimiento.

Blockchain

El blockchain es una de las palabras que está de moda. Es una cadena de bloques que plantea una enorme revolución de la economía y de muchos otros ámbitos.

Consigue incrementar la confianza en las transacciones proporcionando la firma automática a la hora de realizar contratos, siempre y cuando las condiciones pactadas anteriormente por las partes involucradas sean las estipuladas. 

Esta se encarga de eliminar a los intermediarios, descentralizando toda la gestión, haciendo que el control de los procesos sea de cada usuario, no de otras empresas intermediarias como bancos. Esto provoca que las personas puedan confiar en una base de datos distribuida y segura gracias a su cifrado, y que pueden aplicarla en todo tipo de transacciones que realizen. 

Internet de las cosas

Los dispositivos ya hablan entre ellos, nos ofrecen datos e información que está dando una nueva dimensión a los negocios de toda la vida. 

El Internet de las cosas permite la conexión de cualquier objeto a través de la red, consiguiendo una automatización de los procesos y actividades que se llevan a cabo en todas las organizaciones.

Estamos hablando de una nueva revolución, un cambio en la forma de entender la comunicación y de relacionarnos entre objetos, personas y empresas.

Big data e inteligencia artificial

Las tendencias que están marcando la actualidad son muy variadas, pero cabe destacar especialmente el Big Data y el rol que está tomando la inteligencia artificial en nuestras vidas.

Ambos facilitan el análisis e interpretación de grandes cantidades de datos, facilitando así el conocimiento del consumidor. De este modo, se pueden conocer sus preferencias y necesidades para ajustar mejor la producción a sus expectativas y a lo que realmente desean tener. La personalización de la oferta es un aspecto fundamental hoy en día y que la mayor parte de clientes reclama a diario. 

Aumento de nuevos modelos de negocio y estrategias creativas

En resumen, la tecnología ha contribuido y seguirá contribuyendo a hacer más fácil el día a día de muchas empresas y personas, permitiendo un crecimiento más orgánico y rápido de estas, a la vez que crea trabajadores mucho más eficientes y productivos. También ha contribuido al teletrabajo, permitiendo que personas que se encuentran de viaje o lejos de sus lugares de trabajo, puedan trabajar como si estuvieran en la oficina. 

Asimismo, permite generar nuevos puestos de trabajo y nuevas necesidades. Muchos trabajos que están en auge actualmente son relativamente nuevos y con un pronóstico muy favorable, cada vez se irán creando nuevos y más tecnológicos. Permite a las organizaciones añadir nuevas capacidades a los productos y registrar patentes para poder fortaleza de marca. Más concretamente, las empresas de fabricación se ven beneficiadas por la mejora en la línea de suministro, que permite tomar decisiones de forma preventiva. Además, la tecnología ayuda a reducir la producción defectuosa y los tiempos muertos.

El aumento de la venta al por menor también está marcando la diferencia, ya que el internet de las cosas mejora significativamente la experiencia del cliente y contribuye a la creación de nuevos canales. Además, facilita la relación e interaccion con los consumidores a todos los niveles, sobre todo en el mundo online. Facilita la conexión del mundo físico con el virtual, permitiendo la interacción con los consumidores tanto en el establecimiento como en el mundo online. 

Además, a los profesionales de los recursos humanos, se les está facilitando el trabajo y abriendo un abanico de nuevas oportunidades en términos de captación de personal. Por ello, está aumentando la capacidad de gestión de candidatos, a la vez que les permite elaborar estrategias mucho más elaboradas y creativas de selección.

Sin embargo, no hay que olvidar que la tecnología también obliga a las empresas a estar reiventándose continuamente, y a no dejar de innovar y buscar nuevos retos y desafíos. No tener en cuenta la tecnología y las necesidades de los consumidores, implica quedarse atrás y morir en un entorno cada vez más conectado. 

La página web www.cerem.sv utiliza cookies para mejorar los servicios ofrecidos. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso e instalación. Para más información haga click aquí.

Subir